Pies en agua y sal: ¿Por qué usar el agua y sal para los pies hinchados o infectados?

Muchas veces descuidamos los pies cuando llevamos una vida ocupada. Cuando llevamos puestos los zapatos demasiado tiempo o estos nos aprietan. En algún momento podemos terminar con una hinchazón en nuestros tobillos y pies.

Una hinchazón normal suele disminuir en poco días. Los pies deben mantenerse ventilados y sueltos, de lo contrario pueden generar otros problemas con el paso de los años.

Cuando se es joven también se suele hacer mucho deporte como correr, caminatas, salir de viaje, saltar, entre otros. Los cuales pueden tienen algún efecto directo sobre los pies. Algunas veces no los sentimos los primeros días, pero estos van apareciendo con el pasar del tiempo, incluso cuando se ah dejado de forzar los pies.

Algunos de efectos pueden ser las inflamaciones duraderas en el talón y pies. Además de las infecciones ocasionadas por la falta de aire y la acumulación de bacterias entre los dedos y planta.

Lidiar con la hinchazón es agotador, con una infección puede ser algo doloroso. Sin embargo los tratamientos son diversos. Algunos anti-inflamatorios bastaran para disminuir la hinchazón en los pies. Los antibióticos o cremas fungicidas eliminaran poco a poco las bacterias. ,

Pero a todo esto, un tratamiento efectivo y complementario es la aplicación de agua y sal para tratar la infección e hinchazón de los pies. Usted se preguntara ¿algo tan sencillo no puede ser muy efectivo?. Los beneficios de sumergir los pies en agua y sal, son varios. Pero debemos saber cómo actúan las sustancias como la sal ante los fluidos inflamatorios y células infecciosas para saber la respuesta.

¿Cómo actúa el agua y sal en los pies hinchados e infectados?

Cuando se tiene los pies inflamados o infectados, se suele sumergirlos en agua tibia o fría con alguna solución de sal. Esto para eliminar los malos olores, hinchazón y bacterias.

En el momento que ponemos nuestros pies en un recipiente con suficiente sal, nuestros pies se relajan y poco a poco disminuirá la picazón e hinchazón.

El proceso que sucede es el siguiente:

  • La Sal tiene una alta concentración de soluto que al ser sumergida en el agua se esparcirá y diluirá con esta.
  • Luego al sumergir los pies, nuestra piel que es una membrana semipermeable deja salir a las moléculas de agua contenidas en las células cercanas que son atraídas por la alta concentración de solutos de la sal.
  • Como consecuencia, las células bacterianas, agentes infecciosos, fluidos inflamatorios, se verán afectados por la solución hipertónica, secándose y muriendo por falta de moléculas de agua o líquidos. Además que las células mueren por la alta concentración salina del ambiente.

El proceso de acción entre el agua, sal y las células bacterianas o fluidos, se llama Osmosis.

Entonces al bañar nuestros pies en agua salada, el agua de las bacterias y fluidos serán atraídos y pasarán por la piel hasta una mayor solución salina contenida en el agua salada.

Este principio se da por la atracción de de las moléculas de agua donde existen mayor solutos atraerán a los de menor solutos, eliminando la presión que las separa.

¿Se puede tomar agua y sal para infecciones en la boca y otras partes del cuerpo?

El agua y sal actúa por el mismo principio de osmosis para eliminar las bacterias de la boca o garganta infectada. Para ir eliminando la inflamación y bacterias infecciosas, es necesario hacer gárgaras para que estas se contraigan y mueran por la falta de moléculas salinas que son absorbidas y atraídas por el agua salada.

Agua y sal para la hinchazón

La sal disuelta en agua es buena para disminuir la hinchazón en varias partes del cuerpo. Sobre todo en los pies, donde además de inflamarse,  se reúnen bacterias que generan el mal olor y cambio de color en las uñas y dedos.

El agua y sal atraen los fluidos retenidos en los pies, haciendo que la hinchazón disminuya con el pasar de los días.

Es bueno tener en cuenta que debemos cambiar los zapatos o tacos apretados por unos más cómodos y lavar los pies en agua fría o tibia muy seguido.  Reactivar la circulación en los pies te ayudará a prevenir enfermedades como la neuropatía.

Beneficios del agua y sal para los pies

Sumergir los pies en agua y sal tiene algunos beneficios que además de aliviar los síntomas actuales, nos ayudaran a prevenir otras enfermedades  relacionadas con la presión y circulación.

  • Frescura y tonicidad en los pies.
  • Ayuda a reactivar la circulación sanguínea.
  • Alivia el estrés en los pies y tensión de las venas.
  • El agua y sal con agua tibia, ayudan a relajar los músculos.
  • Evita contracciones y estiramientos.
  • Bañar nuestros pies en agua y sal neutralizan los malos olores y el sudor.
  • Aumenta la protección de las uñas y dedos.
  • Usar frecuentemente baños de agua y sal en los pies, elimina las infecciones ocasionadas por bacterias.
  • El hongo puede ser combatido por antibióticos fungicidas junto al agua y sal.
  • el agua y sal disminuye la inflamación en los pies.
  • La sal de Epsom sumergida en agua a calmar los dolores y eliminar las toxinas de los pies.
Sigue leyendo  Manchas azules, mongólicas y cianosis en los pies de bebés recién nacidos: ¿Por que los bebés se vuelven morados?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *