Saltar al contenido

Pie de atleta en niños y bebés: Tratamientos y remedios caseros

El pie de atleta o tinea pedis es una infección común en la piel, causada por hongos. Los niños pueden padecerla en algún momento, sobretodo si se tienen los pies descalzos y húmedos.

Aunque poco frecuente, los bebés pueden sufrir si no se toman las precauciones para evitarlo. Entre niños y bebés pueden contar la afección, ya que no es una condición única de personas adultas. Los síntomas pueden se picor, descamación y grietas alrededor de los dedos o planta del pie.

Pie de atleta en niños

El pie de atleta es una afección de carácter dermatológico, que puede afectar las manos y pies de los niños. Esto es causado por hongos, que se encuentran proliferando las zonas húmedas sin la correcta higiene.

Los hongos en los pies de niños se pueden contraer por un cambio brusco de temperatura o situar los pies en ambientes cálidos y húmedos. No es de extrañar si realizamos algún viaje a un lugar soleado y húmedo, si ingresamos a duchas, piscinas con los niños o bebés, donde estos puedan contraer el pie de atleta.

Generalmente el sudor de los calzados o pies, junto a la falta de higiene, pueden ocasionar que los niños contraigan el pie de atleta.

Los síntomas comunes en los niños van desde  la picazón, lesiones, enrojecimiento, mal olor, infección y erupción de la zona infectada. Es muy común la infección entre los dedos y la planta del pie. Debemos tener cuidado al manipular las zonas afectadas. Esto evitará un posible contagio de las manos y otras partes de la piel.

Pie de atleta en bebés

El pie de atleta infantil o en bebés es poco frecuente, a comparación de los niños. Los bebés no están muy expuestos, debido a su corta edad, pero si no se toman las precauciones adecuadas, puede comenzar a surgir de picazón y enrojecimiento entre los dedos y planta de sus pies.

Para evitarlo, seque bien los pies del bebé después de bañarlo. Si lo lleva a lugares públicos donde hay sol y humedad, tenga en cuenta que el niño necesitará una buena limpieza al regresar a casa.

Aunque lo mejor es prevenirlo, los tratamientos consisten en aplicar pequeñas lociones sobre los pies del bebé, luego de bañarlo y secarlo. Generalmente es el pediatra el encargado de recomendar y atender los consejos necesarios para curar el pie de atleta en bebés.

Pie de atleta en niños tratamiento

En muchos casos, lo mejor sería prevenirlo. Para esto, una buena higiene del pie en general y un secado cada vez que se sumergen los pies en agua, seria lo adecuado. Así mismo, el uso de sandalias en lugares públicos y soleados, como las piscinas, clubes campestres, centros de recreación, entre otros.

Los tratamientos para el pie de atleta en niños con infección entre los dedos y planta del pie, van desde la aplicación de fármacos antimicóticos, hasta las lociones o aerosoles.

Dependiendo de la gravedad de la infección, si está situada entre los dedos o presenta pus en zonas con erupciones, podemos aplicar aerosol o alguna crema directamente sobre la infección.

El hongo es un microorganismo muy hábil, que puede mantenerse inactivo por mucho tiempo. Por lo que si el pie de atleta se presentó por primera vez, debemos estar atentos a posibles reapariciones.

También te puede interesar  Hormigueo en los pies y piernas ¿que es la parestesia y cuáles son las causas?

En muchos casos, el pediatra es el encargado de tratar la infección de los pies por hongos. Para ello, puede recomendar la aplicación de clotrimazol, econazol, miconazol, entre otros fungicidas. En los primeros casos del pie de atleta, es recomendable aplicar las soluciones vías tópicas, directamente sobre la piel infectada.

Como complementos, se pueden usar jabones antibacteriales, siempre  y cuando estos no afecten la piel entre los dedos de pies o zona infectada.

Pie de atleta en niños remedios caseros

Además de mantener la zona del pie libre de humedad y limpia, podemos disminuir la infección rápidamente con la ayuda de algunos remedios caseros. Los remedios caseros para el pie de atleta en niños no son muy diferentes a los que pueden se aplicados en adultos. Existen variados tratamientos caseros que disminuyen la proliferación de la infección en los pies.

Las plantas, así como algunas sustancias de uso común, actúan directamente sobre los microorganismos del pie de atleta. La piel ubicada en los pies de los niños pueden ser muy sensibles  a las reacciones bacterianas durante la desinfección, por lo que debemos actuar siempre con cuidado.

VINAGRE

Sumergir los pies en vinagre, es uno de los remedios caseros más comunes para disminuir la infección por hongos en los pies. Los niños pueden hacerlo  luego de lavar la zona correctamente. Puedes mezclar el vinagre con agua si es necesario.

BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato de sodio es muy aplicado cuando se padece de pie de atleta. En el caso de los niños este puede ser un buen ingrediente antifúngico. Para aplicar el bicarbonato, debemos combinarlo con un poco de agua. Con la mezcla, podemos formar una especie de pasta y untarlo entre los dedos o zonas infectados de la piel en el pie del niño.

SAL

Otro remedio casero para el pie de atleta es la sal. Los hongos en el pie del niño pueden disminuir cuando se sumerge el pie infectado dentro de un tazón con agua y sal.

Esto ocurre por el principio de osmosis. El contenido de la sal sumergida en el agua, es demasiado comparada a la sal contenida en los núcleos de los microorganismos bacterianos. Por esta razón, la sal contenida en ellos, es atraída hacia afuera. Como consecuencia, las bacterias se deshidratan y van muriendo poco  a poco.

Ahora que sabes la importancia de aplicar un baño de agua y sal en el pie de atleta en niños, puedes hacerlo hasta ve una reducción de la infección.

Debemos tener en cuenta que los tratamientos alternativos pueden ser un buen complemento a los medicamentos antifúngicos y antibacterianos. Si es necesario, el pediatra puede aconsejar también la aplicación de antibióticos.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar de
PortalesMedicos.com