¿Como curar la Hiperhidrosis plantar en los pies? Tratamiento efectivo farmacológico y casero

La hiperhidrosis en los pies o hiperhidrosis plantar es una condición médica donde el paciente padece de una sudoración excesiva de los pies. Esta condición por lo general suele aparecer conjuntamente con una sudoración excesiva de las manos, también conocida como la hiperhidrosis palmar.

La hiperhidrosis plantar suele presentar mucha incomodidad a quien lo padece, debido a sus síntomas y efectos antiestéticos. Las personas que sudan excesivamente pueden presentar problemas con el olor de pies e infecciones de hongos continuas.

Otros de los problemas a causa de la hiperhidrosis plantar suele ser la pronta pérdida de su calzado, ya que por la cantidad de sudor estos suelen estropearse rápidamente, además en el caso de las mujeres, usar tacones altos puede resultar difícil y vergonzoso al caminar.

En los tipos de hiperhidrosis, la sudoración excesiva no está relacionada con el calor o el ejercicio. La producción excesiva puede interrumpir el día a día además de generar ansiedad social y vergüenza.

En ciertos casos, la aparición de sudoración excesiva suele ser signo de una condición o enfermedad más grave, se recomienda consultar con un médico en caso de:

  • Comienzas a sudar repentinamente y de una forma mayor a la habitual.
  • Sudas sin razón aparentemente por las noches
  • La sudoración excesiva te causa ansiedad social y perturba tu día a día.

 

Síntomas de la hiperhidrosis en los pies

La hiperhidrosis plantar viene acompañada de los siguientes síntomas:

  • Sudor excesivo en los pies y sin razón aparente
  • Continua aparición de infección por hongos en los pies
  • El exceso de sudor obliga a cambiar de calcetines varias veces al día.
  • Resulta incómodo el uso de zapatos de tacón alto o sandalias ya que al sudar el pie se resbala lo que imposibilita un caminar normal.
  • Fuerte presencia de olor a pies.

 

¿Qué causa la sudoración excesiva en los pies?

El mecanismo que usa nuestro cuerpo cuando comienza a sentir que su temperatura está muy alta, es la sudoración. Cuando la temperatura corporal aumenta, nuestro sistema nervioso automáticamente activa las glándulas sudoríparas y estas comienzan a liberar el sudor. La sudoración también sucede cuando se está nervioso y suele aparecer comúnmente en las manos.

Dentro de los tipos de hiperhidrosis, el más común y el que afecta a los pies se denomina hiperhidrosis focal primaria. Aún no se conoce la causa médica exacta para este tipo de hiperhidrosis, aunque se relaciona a algún componente genético y hereditario.

En esta condición, los nervios que envían las señales a las glándulas sudoríparas caen en una condición de hiperactividad, lo que causa que el cuerpo sude aun cuando no exista presencia de actividad física o un aumento en la temperatura corporal. Suele empeorar cuando el paciente se encuentra nervioso o estresado.

 

Tratamiento farmacológico para la hiperhidrosis plantar

El tratamiento para la hiperhidrosis en los pies se centra en controlar la sudoración excesiva y por lo general se suelen combinar varios tratamientos para mejorar los resultados.

El tratamiento debe usarse constantemente y sin pausa, ya que aunque esta condición puede reaparecer. Estos son algunos de los medicamentos usados para tratar la hiperhidrosis en los pies.

  • Antitranspirantes especializados: Se suelen vender con receta médica. Estos poseen como ingrediente activo el cloruro de aluminio, el cual ayuda a reducir la sudoración pero que puede llegar a irritar los ojos.
  • Medicamentos para bloquear los nervios: Estos impiden que los nervios se comuniquen entre sí, lo que puede reducir la sudoración en ciertos casos. Es importante consultar a su médico antes de usarlo ya que los efectos secundarios de estos medicamentos incluyen problemas en la vejiga, visión borrosa y resequedad en la boca.
  • Inyecciones bótox: Estas inyecciones sirven para bloquear temporalmente los nervios que causan la sudoración en el lugar donde se aplican. El efecto producido por las inyecciones puede durar hasta un año y se necesitarán más de una inyección para que el tratamiento sea eficiente. Una vez terminado el efecto, deberán volverse a aplicarse o la hiperhidrosis en los pies volverá a aparecer.
  • Antidepresivos: No solo ayuda a reducir la sudoración, sino que ayuda a controlar la ansiedad causada por la hiperhidrosis en los pies.
También te puede interesar  Tener los pies fríos al acostarse o por ansiedad. ¿Es algo malo?

 

 Tratamiento casero para la hiperhidrosis plantar

Muchas especialistas recomiendan el uso de remedios caseros que ayudan a reducir los síntomas causados por la hiperhidrosis en los pies o al menos a aumentar un poco el bienestar de quienes sufren de este incómodo padecimiento.

Dentro de los alimentos que ayudan a reducir el exceso de sudor encontramos:

Hierbas y alimentos para tratar la sudoración

Los componentes naturales de ciertas hierbas y alimentos ayuda a reducir los síntomas de la hiperhidrosis. Para obtener sus efectos se debe aplicar tópicamente sobre el pie de manera que este absorba dichos componentes:

  • Avellano de la bruja: Posee efectos astringentes y anti transpirantes. Aplícala directamente sobre todo el pie para secar el sudor y así tu cuerpo absorberá sus nutrientes.
  • Hamamelis: Sus efectos antitranspirantes ayudan a reducir el tamaño de los poros de la piel, impidiendo la sudoración excesiva. Presenta un agradable olor, lo que ayudará a eliminar también el olor en los pies.
  • Sal: Combina la sal con algo de zumo de limón y aplícalo sobre todo el pie, esto desacelera la acción de las glándulas sudoríparas, haciendo que la sudoración disminuya.
  • Aceite de árbol de té: Cuenta con propiedades astringentes y a su vez posee efectos anti fúngicos, por lo que resulta ideal para combatir la sudoración excesiva en los pies.
  • Té verde: el remedio casero más conocido y antiguo que existe contra la sudoración excesiva. Una taza de té verde al día puede provocar resultados increíbles.

 

¿Qué complicaciones puede traer a mi salud la hiperhidrosis plantar?

  • El sudor excesivo puede generar condiciones que pueden ayudar a la propagación de agentes infecciosos en la zona, produciendo infecciones de piel de manera regular.
  • La sudoración excesiva puede llegar a ser antiestética. Tener la ropa empapada de sudor y además con un mal olor puede generar problemas de autoestima, afectando la vida laboral, educativa y personal.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar de