Como tratar la gonalgia o dolor de rodilla por meniscopatía: Diagnóstico y tratamiento| VIDEO

La gonalgia es el término médico que recibe el dolor de rodilla. Esta es una enfermedad reumática que suele aparecer con frecuencia y suele ser un síntoma de muchas otras condiciones, como la meniscopatía. 

Esa lesión se origina en los meniscos de la rodilla, causado por factores traumáticos o degenerativos en el ser humano.

El 80% de la población mundial ha presentado gonalgia antes de los 40 años a causa de alguna otra condición, en este caso, es dentro del rango de los 20 a 30 años que la gonalgia se presenta a causa de meniscopatía y entre los 30 a 50 años, a causa de las meniscopatías degenerativas.

Otras de las causas que pueden generar gonalgia son:

  • Rotura del ligamento cruzado anterior
  • Condromalacia rotuliana
  • lesión del ligamento lateral interno
  • Varios tipos de artritis como artritis gotosa o artritis por condrocalcinosis.
  • Quiste de Baker

El diagnóstico para saber si la causa de la gonalgia es algún tipo de meniscopatia debe ser realizado por un especialista, quien realizará todas las pruebas analíticas, bacteriológicas y radiológicas para llegar así a una correcta conclusión.

Visitar a un médico para el diagnóstico de gonalgia por meniscopatía es la mejor manera de evitar cualquier complicación en nuestra salud.

Gonalgia por meniscopatía

La meniscopatía es aquella condición médica donde se presenta cualquier tipo de lesión en uno de los dos meniscos de la rodilla. En la mayoría de los casos, esta lesión está acompañada de una gonalgia, en menor o mayor nivel.

Las meniscopatías por lo general están asociadas a otras lesiones producidas anteriormente, como puede ser el caso de la rotura de los ligamentos de la rodilla o lesiones en la meseta tibial.

 

¿Cuáles son los tipos de meniscopatía?

Las meniscopatías pueden ser traumáticas o degenerativas. Por lo general el tipo va a depender de la edad del paciente que presenta la lesión en los meniscos, ya sea parcial o total.

Meniscopatía traumática

Esta condición se suele asociar a las personas entre 30 y 20 años y que realizan actividades deportivas de impacto. La lesión se produce cuando giramos el fémur de manera que este atrapa al menisco y comprimiendo. Dependiendo del menisco que haya sido dañado, podemos clasificar la meniscopatía traumática de dos maneras:

  • Directa:Puede ser causada por una hiperextensión o hiperflexión forzada.
  • Indirecta: La lesión se produce con la rodilla en flexión o rotación, al recibir el golpe con el pie sobre el suelo, esta gira y atrapa al menisco, presionando y rompiéndolo.

Meniscopatia degenerativa

Dentro de esta categoría, la lesión suele producirse por el desgaste del menisco a causa de la edad, siendo este la principal razón por la que se pueda romper el menisco por un traumatismo, golpe o una sobrecarga de peso en la articulación.

A causa de esto, la meniscopatía degenerativa suele estar acompañada de muchos tipos de lesiones. Esta es una condición que suele presentarse pasados los 50 años.

 

Síntomas de una meniscopatía

La meniscopatía se produce romperse alguno de los meniscos, estos son los síntomas más comunes:

  • Gonalgia: La rotura se puede percibir ya que al tratar de flexionar la rodilla se puede escuchar un chasquido o crujido, luego comienza la aparición de un fuerte dolor en la rodilla, el cual aumenta de intensidad al apoyarnos sobre el pie o aplicar presión sobre la rodilla.
  • Bloqueo de la articulación: La rotura de los meniscos impide al paciente flexionar la rodilla.
  • Presencia de derrame articular
  • Molestia en la rodilla al sentarnos, realizar giros o torsiones.
También te puede interesar  Tener los pies fríos al acostarse o por ansiedad. ¿Es algo malo?

¿Como se realiza el diagnóstico de una meniscopatía?

En el caso que presentes una gonalgia luego de haber sufrido algún traumatismo en la zona de la rodilla, es importante acudir a un especialista quien a través de la exploración física de la zona, va a diagnosticar si hay presencia de una meniscopatía.

El fisioterapeuta o el médico especialista podrá realizar tres pruebas para conocer el diagnóstico exacto:

  • Prueba de Appley: Para este procedimiento el paciente se debe encontrar tumbado boca abajo y debe flexionar la rodilla en un ángulo de 90 grados. El terapeuta deberá presionar el talón al realizar una rotación de la rodilla. En caso de que el paciente sienta gonalgia durante este proceso, se confirma la existencia de una meniscopatía.
  • Prueba de Steinmann: En este caso el paciente deberá estar sentado y con las rodillas flexionadas en 90 grados, el terapeuta deberá realizar movimientos de rotación de afuera hacia adentro de la tibia. Si existe gonalgia en la interlínea, el paciente padece de una lesión en los meniscos.
  • Prueba de Mc Murray: En esta prueba el terapeuta le va a flexionar la rodilla al paciente al máximo, mientras este se encuentra tumbado boca arriba. El terapeuta irá realizando un tacto en la interlínea de la rodilla y la zona entre huesos, además irá realizando movimientos rotatorios sobre la tibia, en busca de un chasquido o gonalgia. Si existe algunas de las dos condiciones, existe una meniscopatía.

¿Cómo saber si tengo los meniscos dañados?

¿Como curar la gonalgia bilateral por meniscopatía?

El dolor de rodillas causado por una meniscopatía solo va a desaparecer completamente una vez haya sido eliminada la lesión sobre los meniscos laterales. Para llevar a cabo el tratamiento para la meniscopatía, se debe llevar a cabo un estudio previo sobre la condición médica del paciente y de esta manera conocer cuál es el tratamiento más adecuado.

Los tratamientos para la meniscopatía pueden ser del tipo conservador o del tipo quirúrgico. La elección entre ambos va a depender del tipo de rotura del menisco.

 

Tratamiento quirúrgico para la meniscopatía

En la actualidad el tratamiento quirúrgico es la mejor forma para aliviar una meniscopatía, ya que se han perfeccionado las técnicas, logrando que la intervención sea exitosa en la gran mayoría de los casos.

El procedimiento quirúrgico por excelencia es la artroscopia de rodilla. Para realizarlo se aplica mayormente anestesia general con sedación. Durante el proceso, el especialista podrá realizar dos tipos de técnicas para reparar el menisco: Meniscectomía parcial o sutura meniscal, la elección vendrá precedida por el estudio previo del paciente.

Esta operación suele tener una duración de 30 a 60 minutos y garantiza una recuperación más rápida del paciente.

 

Tratamiento conservador

Suele ser la opción de tratamiento cuando existe una lesión parameniscal. En este tipo de meniscopatía la lesión se encuentra en la parte periférica del menisco, la cual es una zona que posee irrigación sanguínea.

Esta característica permite que la lesión o rotura del menisco pueda mejorar por sí sola, gracias al flujo de sangre que permite la cicatrización, curación y regeneración de cualquier herida.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar de