Condropatía patelar o condromalacia rotuliana: ¿Como recuperarse y que ejercicios son los adecuados?

La condropatía patelar es una condición médica relacionada con la rodilla. Diariamente nuestras rodillas soportan la mayoría del peso de nuestro cuerpo, en ella podemos encontrar el cartílago de la rodilla, cuya función es la de amortiguar gran cantidad de los impactos que generamos sobre la rodilla.

A pesar de ser una zona de una gran fortaleza, esta se puede lesionar por muchas causas: Desde algún traumatismo o golpe fuerte, pasando por una correcta alineación de la rodilla, hasta por el mismo desgaste sufrido en esa zona, ya sea por la edad o por el uso continuo de la misma por alguna actividad física de impacto.

Cuando la estructura del cartílago que protege la articulación presenta alguna alteración o desgaste, se genera una condición que se conoce con el nombre de Condropatía patelar. Este padecimiento se caracteriza porque el cartílago presenta cambios en su estructura, pasa de ser blanco y liso a tener una superficie rugosa. Existen casos donde parte del cartílago llega a desaparecer, lo que deja al hueso expuesto.

A la condropatía patelar también se le conoce con el nombre médico de condropatía rotuliana, condromalacia patelar o rodilla del jugador.

Causas de Condromalacia patelar

La rótula o patela es el hueso que se encuentra en la parte baja del fémur y justo frente a la rodilla. Es gracias a este hueso que se genera la unión entre la el fémur y la tibia. Esta articulación es la responsable que podamos caminar, correr y saltar.

Bajo ciertas circunstancias, la patela suele realizar movimientos incorrectos y descentralizados, lo que genera importantes roces con los demás huesos que pueden llevar a un desgaste progresivo o alteraciones del cartílago, donde se incluyen roturas y fisuras.

Las alteraciones en el cartílago pueden generar que la persona sienta incomodidad, chasquidos, flexión limitada y ciertos niveles de gonalgia a la hora de realizar ciertas actividades como agacharse o subir escaleras.

Esta condición se presenta en la mayoría de los casos en distintos tipos de personas como corredores y atletas, personas con estrés y adultos mayores que sufren de problemas en las articulaciones como lo serían la artritis y la artrosis.

Las causas más comunes de la condropatía patelar son:

  • Traumatismos repetidos en la rodilla
  • Exceso de movimientos repetidos que comprimen el cartílago, un ejemplo sería la práctica de deportes como el futbol
  • Una mala alineación de la rodilla o de la patela.
  • Insuficiencia de vascularización en la zona donde se encuentra el cartílago. Este proceso ayuda a que el cuerpo se cure, regenere y cicatrice por sí mismo.
  • Diversos factores médicos que causan la degeneración del tejido, como la artrosis.

 ¿Cuáles son los síntomas de la condropatía patelar?

La intensidad y presencia de los síntomas puede variar dependiendo del grado de daño que ha sufrido el cartílago. Entre los síntomas más comunes puedes encontrar:

  • Gonalgia o dolor en la rodilla, ubicado en su parte anterior. Este dolor suele ser muy intenso y suele empeorar al realizar actividades donde se tenga que flexionar mucho las rodillas, como agacharse o subir y bajar las escaleras.
  • La rodilla puede llegar a producir un chasquido o crujido con el simple hecho de moverla.
  • Sensación incomoda de fricción o rozamiento al extender la pierna
  • Aumento en la sensibilidad de la articulación.

 

Tratamiento y operación de la condromalacia rotuliana o patelar

El tratamiento para la condropatía patelar comienza por solucionar las causas subyacentes de la condición o aquellas que la agravan como puede ser un caso de rótula alta, la obesidad, una meniscopatia, la desalineación de la rodilla, tratamiento contra la artrosis. A su vez también se prescriben medicamentos que ayuden a tratar los síntomas, como analgésicos y antiinflamatorios.

También te puede interesar  Verruga plantar o como afecta el papiloma en los pies: Tratamiento efectivo con ácido salicílico

El segundo paso dentro del tratamiento consiste en sesiones de fisioterapia y rehabilitación que ayuden a mejorar la musculatura y elasticidad de la persona. En los casos donde la lesión ya se encuentre muy avanzada o el tratamiento conservador falle, el médico puede presentar la opción de la cirugía.

Operación de la condromalacia rotuliana.

Dentro de las opciones quirúrgicas más avanzadas y usadas en la actualidad para tratar el problema de la condropatía patelar podemos encontrar el implante de condrocitos autólogos (ICC) en la cual se implantan células cultivadas del cartílago del paciente en las zonas más afectadas del cartílago, logrando que se genere una capa protectora, con características cercanas a un cartílago regular.

Esta técnica se suele usar una vez se hayan tratado y solucionado las causas y factores que generaron esta condición. Otra detalle que vale la pena mencionar es que esta técnica es muy efectiva en las lesiones focales de alto grado, sin embargo la mayoría de las condropatías rotulianas suelen ser tratadas con éxito y se mantienen las lesiones en un grado bajo.

 

Ejercicios para la condromalacia rotuliana.

En los casos donde la condropatía patelar no se encuentre en un estado tan avanzado, el médico puede recomendar la realización rutinas de ejercicios que ayuden a fortalecer la articulación y los músculos de la rodilla, como lo son los cuádriceps y los isquiotibiales.

Existen muchos ejercicios que ayudan a fortalecer dichos músculos sin embargo, debido a la condición médica que presenta el paciente, no todos suelen ser recomendables. Antes de realizar cualquier ejercicio es recomendable disponer de Rodilleras para la condromalacia rotuliana, los cuales van a ayudarte a protegerte de posibles lesiones o que la condición progrese de manera más rápida.

Estos son algunos de los ejercicios para la condromalacia rotuliana:

  • Subir y bajar escaleras: Si no disponemos de una escalera cerca de nosotros, podemos usar un soporte móvil cercano. El primer paso va a consistir en subirse encima del soporte, extender hacia adelante la pierna y flexionar la pierna afectada hasta que la otra pierna toque el suelo. Realizar repeticiones de diez hasta quedar agotados
  • Elevación isométrica: durante este ejercicio debemos permanecer sentados, mientras elevamos la pierna totalmente recta, de modo que formemos un ángulo de 45 grados. Para agregar más fuerza a los músculos, intenta doblar el pie lo más que puedas hacia tu cabeza. Mantén esta posición durante 10 segundos. Puedes realizar este ejercicio cuantas veces desees al día

 

A continuación te dejamos un video donde podrás encontrar muchos más ejercicios para la condromalacia rotuliana o condropatía patelar.

En la condropatia patelar se degenera el cartílago interior de la rodilla, provocando molestias como el dolor e inflamación. Estos ejercicios te ayudaran a :

  • corregir la inestabilidad al caminar,
  • recuperar los desequilibrios musculares
  • caminar correctamente
  • flexionar la rodilla, subir y bajar las escaleras sin problemas.

Es importante realizar ejercicios suaves, antecedidos por suaves masages detras de la rodilla y en las articulaciones. Esto ayudara a una buena circulacion y recuperacion de la rodilla.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar de